Indefensión aprendida-qué es y cómo aprender a superarla

Indefensión aprendida: qué es y cómo aprender a superarla


El estado donde una persona se siente incapaz de enfrentar una adversidad y se encierra en un mundo escaso de oportunidades, es lo que se conoce como indefensión aprendida. Todos alguna vez hemos vivido esta condición y, según el nivel de inteligencia emocional que poseamos, hemos salido de ella, o quizá no; y tal vez la hemos adoptado como parte de nuestra propia realidad.

Martin Seligman fue el hombre quien acuño este término psicológico, pero no lo hizo como intención principal, sino que fue por causa de un pequeño accidente que logró detectar este sesgo en la mente humana.

Algo así como casi todos los grandes descubrimientos en la ciencia. ¿No es así?

En este artículo, tendrás la definición clara sobre indefensión aprendida, verás algunos ejemplos comunes y además sabrás cómo superarla con unos sencillos tips. Quédate con nosotros y aprende todo sobre este sesgo psicológico que posee más importancia de la que imaginas.

¿Qué es la indefensión aprendida?

La indefensión aprendida es una condición que se da en una persona o animal que no puede asociar con facilidad un esfuerzo a una respuesta positiva o negativa, ya que los resultados tienden a ser insatisfactorios o incongruentes. Un individuo que se esfuerce y no consiga un feedback claro, eso puede generar dentro de él un estado subjetivo de falta de control sobre el entorno.

Se considera como un estado previo de la depresión. Y la persona que lo vive se ve afectada a nivel motivacional, emocional y cognitivo: una tríada psicológica que lleva al individuo a una inactividad total.

Este fenómeno no ocurre solamente a nivel individual, sino que también ocurre de forma colectiva.

Qué es la Indefensión aprendida

Los campos de concentración nazis fueron un ejemplo claro de una indefensión aprendida colectiva. Si retrocedemos unas décadas atrás, recordaremos como los judíos -aunque eran más numerosos que los alemanes- solo se resignaron a esperar su turno para ser cruelmente asesinados.

También sucede de forma más cercana, en ese control silencioso que llevan los gobiernos opresores, ya sea de forma intencional o no. Donde los ciudadanos se sienten incapacitados para detonar porque el “entorno y la experiencia” les han pintado un panorama sombrío.  

¿Por qué se genera este estado psicológico negativo de indefensión?

Una persona al sentir que no tiene control sobre su entorno, crea un estado psicológico negativo que lo priva de todo impulso para intentar una nueva acción. Por lo tanto, su motivación, estado emocional y psique se ven afectas gradualmente. Lo que genera una parálisis y, posteriormente, una pérdida de la confianza sobre sus propias cualidades.

Y aunque existan oportunidades claras, será imposible que un individuo con indefensión aprendida encuentre solución; puesto que primero debe entrar en un grado de conciencia superior.

Experimento de Seligman donde demostró la indefensión aprendida

En el experimento de Seligman que se llevó acabo con unos animales (dos perros), él descubrió que, aplicando diversos estímulos sin una aparente asociación, estos no podían interpretar que acción era positiva y cuál no, por lo que la respuesta primitiva era permanecer en un estado neutro de inmovilidad mientras estaban siendo sometidos con una pequeña carga eléctrica (situación adversa).

Teoría de seligman indefension aprendida

La condición era la siguiente: en dos cajas separadas se encontraban dos perros aislados(A/B), donde A tenía un interruptor en el suelo capaz de detener la carga eléctrica, mientras que B no disponía de ningún medio para hacerlo.

En el primer intento, cuando comenzó a generarse la corriente eléctrica, ambos animales comenzaron a moverse de manera impaciente, sin embargo, solo A logró dar con el interruptor que estaba en el piso, y B se quedó todo el trascurso del experimento recibiendo el molesto choque.

Ahora bien, lo sorprendente del experimento fue que:

En un segundo intento, a ambas cajas se le redujo una de sus partes laterales, por lo que fácilmente cualquiera de los dos podía saltarla y alejarse del problema.

Bueno, el primer animal (A) lo hizo sin titubear, rápidamente se puso a buscar la solución, y la encontró.

Pero ¿qué paso con el otro perro (B)?

Para sorpresa de Seligman, el indefenso canino decidió por quedarse en un rincón mostrando claros signos de apatía, y nunca intento salir de caja; aunque esta presentaba las mismas condiciones donde estaba el otro animal.

Resumen: el animal que se vio afectado psicológicamente fue el que no podía hacer nada para detener el leve pero molesto choque eléctrico; y luego cuando tuvo una alternativa para lograrlo, no fue capaz de percibirla y entró en un estado previo de depresión.

Otro experimento: indefensión aprendida en menos de 5 minutos

También existe un pequeño experimento en clases, en el cual una profesora aplicó una indefensión aprendida en menos de 5 minutos, a un segmento de un grupo de jóvenes en clase. Este consistía en distribuir tres ejercicios de anagrama (generar una nueva palabra a partir de otra), donde los primeros dos ejercicios eran totalmente diferentes, y el tercero era el mismo para todos.

Lo que sucedió fue que una parte de la clase pudo resolver los primeros dos problemas. Mientras la otra parte no lo pudo hacer ya que sus ejercicios eran irrealizables (pequeño engaño intencional). Esto generó una indefensión aprendida en este último grupo, lo que causo que su confianza disminuyera, así como también su capacidad cognitiva, y por lo tanto quedaron bloqueados para resolver el último anagrama.

ejemplos de indefension aprendida

Ejemplo de indefensión aprendida en la vida diaria:

Una persona que intenta buscar trabajo y no lo consigue, por ejemplo, dentro del él se puede generar un estado de falta de control y posteriormente una condición de inseguridad.  

Aunque hay que aclarar que la respuesta ante una situación va a depender del grado de percepción de un individuo. Ya que no todos van a ser afectados de la misma manera por una situación adversa.

Más ejemplos comunes sobre una pérdida subjetiva del control

Es posible que tú o alguien que conozcas padezca de indefensión aprendida y no lo sepa. Para entenderlo, aquí unos ejemplos clásicos de indefensión aprendida: 

  • Padeces de indefensión si te has quejado de un suceso o una persona, pero no has hecho nada para solucionarlo o evitarlo y aún sigues en la misma situación.
  • También, cuando tienes falta de ánimo por intentar algo, ya que en el pasado habrás fallado o tuviste una experiencia poco positiva.
  • Otra situación común es si crees que las personas malas les van mejor en la vida, porque has intentando ser bueno y no consigues obtener todo lo que te mereces.  
  • Pero también si alguna vez te abriste emocionalmente con una persona y no fuiste correspondido. Ya que probablemente comparas tu situación y ves a otros con unos valores diferentes a los tuyos tener mejor suerte.
Cómo superar la Indefesión aprendida

¿Cómo superar una indefensión aprendida?

La indefensión aprendida puede ser difícil de superar si no entras en conciencia rápidamente sobre la situación de tu entorno. Ya que es imposible que superes un obstáculo, manteniéndote en el mismo grado de conciencia en el cual se originó el problema.

Por lo tanto, esta serie de ejercicios te pueden ayudar a ti o alguna otra persona a vencer ese sesgo psicológico de indefensión.

  • Habla de forma positiva contigo mismo; es decir, aleja de ti toda frase negativa como “no puedo”, “soy incapaz”, o “no sirvo”.
  • Recuerda que tienes más control sobre ti del que tú crees. Aunque no seas capaz de solucionar algo, cae en el presente y visualiza todas esas otras cosas donde si eres bueno y tienes control absoluto.
  • Agrupa una serie de actividades donde tengas esa plena confianza que completarás sin esfuerzo. De esa manera despejarás cualquier niebla espesa que esté ofuscando tu perspectiva.
  • Ten esto en mente: hay cosas que tienes bajo tu control, y eso está bien. También hay situaciones que no puedes controlar, y eso también está muy bien; cuando lo entiendes a tiempo, te liberas de preocupación innecesarias.

Nota final: la vida es impredecible, aunque siempre hay algo sorprendente detrás de ella, pues siempre se gana o se aprende, pero nunca se pierde.

Si te ha gustado, por favor,
compártelo en tus redes favoritas

Gracias…. Amor, Felicidad y Paz para ti 🙏.

Firma de Nestor coach

¡EY ESPERA!No te pierdas ni un solo artículo del blog más Happy 🤩 de Internet

Únete gratis a la familia más Feliz de la red y emprendamos juntos este viaje HACIA LA FELICIDAD 

0 0 votos
Article Rating
Susríbete
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
😀Hola, Juntos

Desarrollemos un manual sin pasos escritos para alcanzar la

felicidad Plena

¡ESPERA!SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡HEY MIRA QUE SUPER REGALO!COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡HEY MIRA QUE SUPER REGALO!COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡HEY MIRA QUE SUPER REGALO!SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡HEY MIRA QUE SUPER REGALO!COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡Únete al Reto de 21 días para activar la FELICIDAD!SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

Descarga la guía paso a paso

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

Ir arriba
Sueños