Todo lo que necesitas saber sobre la autoeficacia

Todo Lo Que Necesitas Saber Sobre La Autoeficacia


Una de las cosas que más nos apasiona a los seres humanos es la posibilidad y la capacidad de lograr nuestras más anheladas metas y objetivos. Ya sea en el ámbito laboral, académico, personal o amoroso, todos tenemos metas que queremos lograr y solemos trabajar muy duro para ellas.

Sin embargo, parecen haber dos tipos de personas: aquellas que inician el trabajo para lograr una meta y se frenan a la mitad, y aquellas que trabajan con perseverancia con todas sus energías y no paran hasta lograrlo.

En este contexto, ha surgido un concepto muy interesante en la psicología que permite explicar por qué algunas personas fallan y otras personas lo logran. Estamos hablando de la autoeficacia.

¿Habías escuchado este concepto? ¿Quieres saber un poco más sobre este? ¿Quieres conocer qué tipo de persona eres tú? Pues, has llegado al lugar correcto. En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre la autoeficacia.

¿Qué es la eficacia?

La eficacia es la capacidad de lograr determinados objetivos. Generalmente, es comparado con la eficiencia. Sin embargo, hay varias diferencias entre ambas.

Por un lado, la eficacia habla de lograr objetivos. Por otro, la eficiencia habla de alcanzar objetivos y metas, pero usando los mejores recursos para ello.

Así que, si un día te encuentras una cucaracha en el centro de tu sala es simple: debes matarla. Ahora, tienes dos opciones. Puedes usar una de tus pantuflas… o puedes ir a buscar un martillo de 15 KG.

¿Cuál es la diferencia? Que muy probablemente con ambos logres el objetivo, es decir, matas a la cucaracha. Solo que con el martillo estarás siendo eficaz, en cuanto a que mataste la cucaracha, mientras que con las pantuflas también estarás siendo eficiente.

Esta es la diferencia fundamental entre eficacia y eficiencia. La eficacia trata sobre objetivos, la eficiencia sobre los recursos para alcanzar estos objetivos.

Eficacia y seres humanos

Ahora bien, ¿qué tiene que ver la eficacia con los seres humanos? Pues, demasiado. Incluso, podríamos llegar a afirmar que la vida es una constante búsqueda de eficacia.

Queremos ser eficaces para lograr ese trabajo que tanto deseamos. También, en cuanto a criar bien a nuestros hijos. Perseguimos la excelencia en pasar los exámenes finales. Siempre deseamos ser perfectos ante la chica que nos gusta y asi se interese en nosotros.

La vida entera es una constante persecución de metas y objetivos. Nos trazamos metas, nos trazamos objetivos intermedios en medio de estas y trabajamos durísimo sin descanso.

Sin embargo, pese a que todos los seres humanos tenemos metas y objetivos, que algunos llegamos a llamar sueños, ¿por qué algunos fracasan o por qué otros no? ¿Por qué otros siempre se atreven a intentar cosas nuevas y algunos siquiera lo intentan?

Uno de los conceptos que puede ayudarnos a explicar esto es el de la autoeficacia.

¿Qué es la autoeficacia?

La autoeficacia es la capacidad que tienen las personas de creer en sí mismas y en sus capacidades para lograr determinados objetivos y metas.

En este sentido, este es un concepto que puede llegar a confundirse con otros como la autoestima o el amor propio. Incluso, algunas personas suelen hablar de confianza en sí mismo.

qué es la autoeficacia

Sin embargo, son cosas muy distintas. La autoeficacia es un concepto psicológico reciente que surge en virtud de construir herramientas para explicar por qué algunos seres humanos son tan persistentes y terminan logrando sus metas, mientras que otros desisten a los primeros obstáculos.

En el caso de la autoestima, esta no se relaciona con la eficacia dado que esta no es más que una autovaloración que hacemos de nosotros mismos. Puede ser de aspectos como la belleza, por ejemplo, no necesariamente tiene que ver con cómo nos percibimos a nosotros a la hora de lograr nuestras metas.

En el caso de la confianza en sí mismo, sí tiene un poco más de relación con lo que estamos hablando, pero no es un concepto tan completo como la autoeficacia.

Autoeficacia: En la victoria y en la derrota

Una de las cosas más interesantes que surgen de este concepto es la manera en que nos permite explicar cómo los seres humanos lidiamos con la victoria y con la derrota.

Cuando los seres humanos nos trazamos una meta, pueden ocurrir dos cosas: que la logremos o que no la logremos. Cuando logramos una meta, nuestro cerebro percibe esto como una derrota y se liberan miles de endorfinas de satisfacción.

Pero cuando no lo logramos, nuestro cerebro percibe esto como una derrota. Aquí se liberan otras hormonas, pero mucho más asociadas a procesos como la decepción, la tristeza y la ira.

En este sentido, la relación que tiene una persona con la victoria o con la derrota es una de las cosas que va a definir de manera más clara si una persona puede o no alcanzar la autoeficacia.

En el caso de las personas que sí pueden alcanzar la autoeficacia, la victoria no es recibida solo como el fin del proceso. Sí, se disfruta y se celebra. Se siente mucha satisfacción por las metas logradas. Pero se entiende que lo más importante es el proceso. Es decir, la suma de pequeñas metas que nos llevarán a una meta superior.

En este sentido, la victoria ayuda a las personas a hacer autoeficaces, en la medida en que sirven como motivación para trazarse metas mucho más ambiciosas y seguir trabajando.

Y Si No Salen Bien Las Cosas

En el caso de la derrota, las personas autoeficaces también sienten ira, molestia y decepción cuando no lo logran. La diferencia reside en cómo estas lidian con ello.

Así, cuando las personas autoeficaces pierden lo superen rápido. Por ello, interpretan esta como una derrota circunstancial. Una especie de resbalón o caída en el camino de la cual hay que levantarse. Para las personas autoeficaces, la derrota no es más que una oportunidad para seguir aprendiendo y para levantarse y seguir caminando hacia las metas.

¿Cómo responden las personas autoeficaces a la victoria?

Con emoción, alegría, pero también con la suficiente humildad para entender que todas las victorias son pasajeras y que lo que importa es seguir trabajando para nuevas metas. ¿Cómo responden las personas autoeficaces a la derrota? Entendiendo que es un tropiezo en el camino y que hay que seguir con la mayor persistencia posible para poder lograr nuestras metas.

Ahora bien, cuando hablamos de las personas que no lo logran mucho tiene que ver con la respuesta totalmente distinta que estas dan hacia los dos estadios anteriores.

En este sentido, ¿Cómo responden las personas que no son autoeficaces a la victoria? Para ellas, este es el punto definitivo. Es el lugar al que hay que llegar. Muchas de estas se descuidan y dejan de trabajar. Muchas de estas dejan de soñar. Lo peor: no asumen la humildad necesaria para entender que el mundo da muchas vueltas y que debemos tratar a todos con respeto.

Las personas que no son autoeficaces son arrogantes en la victoria y no tratan con respeto a quienes pierden. Pero esto pronto se voltea.

¿Cómo responden las personas que no son autoeficaces a la derrota?

Así como estas personas tratan la victoria como algo definitivo, también tratan la derrota como algo definitivo.

Para ellos, esta no es un proceso circunstancial al que podemos sobreponernos. Estas no ven la derrota como una oportunidad para avanzar. Todo lo contrario. Estas creen que esta es algo definitivo. Que el mundo se ha acabado y que el fracaso es lo último que conocerán.

Resultado: no superan la derrota, así como no trascienden la victoria. Finalmente, no terminan de lograr sus metas y sus objetivos.

Así que ya lo sabes. De cómo trates la victoria y la derrota, y la manera en que interpretes a ella, dependerá mucho si eres o no una persona auto eficaz. Y lo que es más importante: mucho tendrá que ver con la posibilidad de lograr o no todas tus metas.

La autoeficacia y la teoría cognitiva social

Una de las investigaciones que puede darnos más luces sobre cómo funciona la autoeficacia es la llevaba a cabo por el psicólogo Albert Bandura. Este es el creador de la denominada Teoría Cognitiva Social.

Una de las cosas más importante que tiene esta teoría es que enfatiza la importancia que tiene el aprendizaje por observación. Es decir, los seres humanos no solo aprendemos leyendo o yendo a la escuela. No solo aprendemos en cursos o en programas de formación.

Una de las fuentes de conocimiento más importantes que tenemos es la observación. Es decir, aprendemos de todo aquello que percibimos a través de nuestros sentidos. Aprendemos de todo aquello que vemos. Aprendemos de las experiencias de los demás.

Y este es una de las características más importantes de las personas autoeficaces.

Este tipo de personas logra sentir empatía con las historias y experiencias de las demás personas. Son este tipo de historias las que nos permiten entender cómo las personas nos podemos levantar luego de un largo intento de derrotas, así como la victoria no siempre es permanente.

Aprendizaje continuo para mejorar la eficiencia y autoeficiencia

Las Experiencias Como Proceso De Aprendizaje

Aprender de las experiencias de los demás nos ayuda a comprender lo fugaces que pueden ser los triunfos y el carácter pasajero de la victoria. Pero sobre todo, nos hará ver la diferencia de qué les sucede a quienes nunca dejan de perseguir sus sueños y qué les pasa a quienes desisten a la primera.

En el caso de la investigación de Barbura y cómo esta encaja en el concepto que estamos trabajando, a saber la autoeficacia, es que esta observación y constante interacción con el sistema es lo que le permite a los seres humanos conocer lo que en psicología se conoce como el Yo.

En este sentido, la manera en que nosotros percibamos nuestro propio Yo dependerá en gran medida la forma en cómo entendamos algunas situaciones. Por eso, las personas que tienen una buena imagen de sí mismos, que comprenden sus habilidades y limitaciones, que saben hasta donde pueden llegar con esfuerzo y trabajo duro, se puede decir que tienen un Yo bien formado y trabajado.

Estas personas tendrán una visión más amplia y menos apocalíptica de las situaciones. Aprenderán a buscar distintos puntos de vistas de las cosas. Lograrán sobreponerse a las derrotas y entender que las victorias no son permanentes y que hay que seguir trabajando.

Mente Positiva

En el caso del otro tipo de personas, aquellas que no tienen una buena imagen de sí mismas, aquellas que no tienen un Yo bien formado, que no creen en sus capacidades o habilidades, que no comprenden hasta donde pueden llegar si se esfuerzan y trabajan duro, estas tendrán una visión más pesimista de las cosas.

En esencia, estas personas verán negro o gris cada situación. Estas personas, cuando hayan ganado, pensarán que es momento de dejar de trabajar o esforzarse porque esa victoria es definitiva. Pero, cuando hayan perdido, también creerán que no vale la pena seguir intentando.

Si algo nos enseña la teoría social cognitiva es que aprendemos de lo que observamos. Aprendemos de lo que podemos tomar de nuestro ambiente. Y cómo este ambiente nos ayuda a lograr las metas y los objetivos que nos proponemos.

La autoeficacia: La clave para alcanzar nuestras metas

La autoeficacia es uno de los conceptos psicológicos más novedosos que existen. No es la confianza en sí mismo, no es la autoestima. Es la capacidad que tienen los seres humanos de entender y creer en su propia capacidad y cómo estas le van a ayudar a lograr todas sus metas.

Ahora bien, cuando mezclamos la autoeficacia con la denominada Teoría Social Cognitiva entendemos que lo que aprendemos del ambiente por medio de la observación nos ayuda a interpretar mejor determinadas situaciones.

Y entre las situaciones más importantes que debemos interpretar, se encuentran la posibilidad de comprender la victoria y la derrota. Una persona auto eficaz entiende que la derrota no es permanente y que solo es un obstáculo a superar. Pero también entiende que la victoria no es eterna y que hay que seguir trabajando.

Si te ha gustado
compártelo en tus redes favoritas

Gracias 🙏

Firma de Nestor coach

¡EY ESPERA!No te pierdas ni un solo artículo del blog más Happy 🤩 de Internet

Únete gratis a la familia más Feliz de la red y emprendamos juntos este viaje HACIA LA FELICIDAD 

0 0 votos
Article Rating
Susríbete
Notificar de
guest
2 Comments
Más antiguo
Más nuevo Más Votado
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Yolanda
3 Meses Texto pasado

Hola Nestor.

Estupendo articulo. Me viene a la mente cuando hablas sobre personas autoeficaces como personas tienen una gran resiliencia.

Y es cierto, que a priori, se puede confudir la autoeficacia con la confianza en nosotros mismos.

Un abrazo!

😀Hola, Juntos

Desarrollemos un manual sin pasos escritos para alcanzar la

felicidad Plena

¡ESPERA!SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡HEY MIRA QUE SUPER REGALO!COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡HEY MIRA QUE SUPER REGALO!COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡HEY MIRA QUE SUPER REGALO!SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡HEY MIRA QUE SUPER REGALO!COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

COMPLETA LOS DATOS Y DESCARGA GRATIS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡Únete al Reto de 21 días para activar la FELICIDAD!SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

Descarga la guía paso a paso

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

Ir arriba
Despierta la Conciencia