Quiero ser disciplinado - 4 claves para conseguirlo

“Quiero ser disciplinado”: 4 claves para conseguirlo

Siendo claro desde el inicio es más fácil dejar la disciplina a un lado y enfocarse en las cosas que generan un placer inmediato. Porque, en efecto, resulta más simple estar en las redes sociales, que apagar el móvil y ponerse a trabajar. ¿No es así? También es más sencillo relajarse un rato en el sofá, que terminar esa tarea que puedas tener pendiente… Ser disciplinado cuesta.

Si lo único que te separa para alcanzar un objetivo o meta es la constancia para seguir una rutina diaria, entonces es probable que en algún momento cargues con el peso del arrepentimiento si no tomas acción ahora mismo.

Ya que, como dice la frase célebre:

La disciplina pega gramos y el arrepentimiento toneladas.

Jim Rohn

Entonces, hoy es momento de saber cómo vencer en la batalla contra la pereza y al mismo tiempo aprender a activar la disciplina dentro de ti con estás 5 claves para ser disciplinado que te servirán para transformar tu vida desde hoy mismo.

Consignar tus actividades en un calendario y cumplirlas

Seguro que quieres ser constante para realizar un entrenamiento diario, estudiar de forma organizada o trabajar sin falta para alcanzar un proyecto deseado. Si es así, y con cualquier meta que te propongas, el método Seinfeld te servirá de maravilla para instalar la disciplina en tu vida.

Este método consiste en conseguir un calendario en físico y colocarlo en un lugar visible. Una zona donde todos los días lo veas cada vez que pases. De esta manera, al finalizar el día vas a ir tachando con una equis cada espacio. Pero eso sí, hazlo solo si has logrado cumplir con las actividades que te has propuesto.

Si no has logrado culminar tus actividades, dejarás en blanco ese día. La idea es que alcances a ver la diferencia entre zonas rojas y los espacios en blanco. De esa forma, inconscientemente una motivación dentro de ti despertará al ver que has dejado un lugar sin marcar. Será casi como una piedra en el zapato.

Así te obligarás a completar un mes entero con una serie de tareas programadas a diario, y así poco a poco mejorarás tu disciplina.

Tener más disciplina para alcanzar metas

TIP: durante cada día, y en especial al comienzo, empieza con actividades fáciles de realizar. Así de esa manera crearás una confianza dentro de ti y luego podrás ir aumentando la dificultad de las tareas.

Establecer un porqué claro y dejar a un lado el cómo

Esto es fundamental para ir a favor de la disciplina y no en contra. Ya que un error clásico es intentar forzar el hábito de ser disciplinado. Algo que solo le funciona a un pequeño porcentaje de la población.

Hablo de aquellos que pueden instalarse una disciplina y seguirla al pie de la letra sin falta alguna.

Por otro lado, eso puede resultar en una tortura para otros y un claro motivo para empezar a postergar cualquier actividad relevante con excusas baratas del tipo:

“No es tan importante. Mañana lo puedo hacer.” O incluso: “la vida es una sola, hay que disfrutarla”.

Déjame decirte que sin la disciplina y constancia solo experimentarás un pequeño placer que luego se convertirá en una piedra pesada que tendrás que arrastrar cuesta arriba.  

Pero, en cambio, la disciplina siempre te traerá mejores recompensas de lo que te podrías imaginar.

Y una de las reglas o trucos para tener disciplina de forma natural es: dejar claro el porqué de las actividades que piensas realizar.

Por ejemplo, el porqué de esta web es llevar la felicidad a todos los rincones del mundo y promover el autodominio personal. De esta manera, ese objetivo claro es una fuente de energía para lograr crear contenido de calidad y ser constantes y disciplinados en el proceso.

Porque como se sabe: al cultivar una idea y darle la fuerza necesaria, luego esta nos brindará los ánimos oportunos en el momento cuando más se necesite.

Evitar ser obsesivo e impulsivo

Es normal, cuando se es poseedor de una motivación intrínseca, querer hacer más durante mucho tiempo.

Es decir, trabajar más horas de lo normal de un modo obsesivo para intentar conseguir un objetivo lo más pronto posible. Esto siempre representa un error, ya que no todos son capaces de soportar tal ritmo frenético de esfuerzo.

Por lo tanto, algunos hablan de equilibrio, y ya otros comentan los beneficios de la integración.

Para algunos el equilibrio es aburrido. Y para otros la integración es una gran forma para vivir una vida extraordinaria.

El equilibrio significa tener un control entre las horas que pasas esforzándote y la vida normal con tus amigos, familiares o hobbies.

Ahora la integración se trata de mantener un ritmo frenético en el trabajo o los estudios. La diferencia está que, cuando llega el momento para despejar la mente, se toma la decisión de dejar todo a un lado y vivir de igual forma como si estuvieses trabajando, pero en una actividad con tu familia, amigos o incluso divirtiéndote a solas.

Es una especie de disciplina consensuada contigo mismo: trabajo una semana porque lo deseo y luego me relajo un par de días porque se me antoja. Esta forma funciona para recargar energías y seguir con un ritmo acelerado de trabajo o esfuerzo.

La disciplina abarca todos los aspectos en tu vida

La constancia de ser disciplinado no se trata solo de incluirla en las actividades que tengas programadas. Es decir, una persona disciplinada se preocupa en serlo desde que se levanta hasta que acuesta.

Así que sé sincero y responde:

¿Tiendes a hacer tu cama todos los días al levantarte? O ¿te preocupas en beber la cantidad de agua suficiente para mantenerte hidratado? Y esto solo por dar un par de ejemplos.

Pero me imagino que te estarás preguntando: ¿por qué es eso importante para mí? Y la verdad, si aún no los has entendido, es que la disciplina es una forma de ser en la vida.

Ventajas de ser disciplinado

Cuando comienzas a desarrollar el hábito de ser disciplinado, eso debería convertirse en una parte de tu propia naturaleza.

Ya que-y quiero que recuerdas esto– una pequeña inconstancia puede significar un detonador para derrumbar todas las bases de una disciplinada ya trabajada.

¿Te ha quedado claro eso? ¿No? Pues vuélvelo a leer.

Por ese motivo es vital que poseas un programa tanto como para tus grandes metas como para las pequeñas tareas diarias en tu día.

Aprende a cómo tener disciplina con estos 8 tips

Aumentar mi autodisciplina

1 Abandona el antiguo significado acerca de la disciplina

Si alguien te habla sobre disciplina, seguro lo primero que se te viene a la mente son palabras como trabajo, esfuerzo, sacrificio, dolor… Todo lo que relacionas con la disciplina tiende a tener una connotación negativa.

Es hora de cambiar eso. Ya que cuando deseas aumentar tu disciplina, algo dentro de ti se dispara creando una resistencia o bloqueó.

Por ese motivo, es necesario que veas a la disciplina con otros ojos. De una forma que te permita apreciarla como un hábito que te brindará una gran cantidad de beneficios que no podrías obtener sin ella.

2 Antes de dormir, programa el día siguiente

Un tip superútil para programar de forma efectiva tus actividades del siguiente día, es crear una lista antes de dormir con los pasos que tendrás pendiente por hacer.

Siempre es bueno que anotes esas tareas directamente en un papel, aunque también lo puedes guardar como una nota en tu móvil. Y a medida que vayas completando cada una, ve tachándolas y salta por la siguiente.

Crear autodisciplina

Cuando lo haces de este modo, tu mente se programa desde que te acuestas y eso ayuda a empezar el día con una máxima atención.

3 Utiliza tiempos cortos de trabajo

Tener disciplina requiere saber administrar el tiempo y lograr también el autodominio. Esto quiere decir que necesitas generar un equilibrio entre lapsos de esfuerzos y pequeños periodos de descanso.

Así ayudas a crear un balance entre las energías que usas aplicándola en una tarea en específica. Y de esa manera podrás rendir a lo largo del día como cuando empezaste desde el inicio.

4 Recarga energías a la mitad de la jornada

No solo se trata de trabajo y más trabajo. Si lo haces de esa manera, llegará un punto en el cual no vas a rendir en tu máximo nivel.

Puedes salir a dar un paseo o simplemente descansar un poco lejos del móvil o cualquier distracción externa. La idea es que logres recuperar fuerzas con una actividad que sea estimulante para ti.

Así que, en un momento del día, debes tomar un descanso para recuperar ese impulso por el tiempo que hayas invertido esforzándote.

5 Recompensante por tus esfuerzos

El cerebro es como una mascota que se puede amaestrar. Si has hecho una actividad y has logrado cumplirla sin falta, puedes jugar un poco con el sistema del placer del cerebro.  

Por ejemplo, usa trozos de chocolates después de cada tarea como incentivo por haberla terminado sin falta. Esto activará el área del placer en el cerebro y automáticamente esa sensación se asociará con la actividad que hayas hecho recientemente.

Otra forma es regalarte paseos o hacer actividades que te gusten y produzcan dopamina: el neurotransmisor del placer.

6 Apasiónate por lo que haces

Si realmente tienes una pasión descontrolada por lo haces, todos los tips y estrategias para mejorar la disciplina que he descrito anteriormente, será un paseo para ti adoptarlas como propias.

Ya que, como ya sabrás, cuando sientes una emoción por aprender, realizar o conseguir algo, las ganas sobran para instalar un nuevo hábito basado en la disciplina.

Solo recuerda no obsesionarte de forma impulsiva. Sino más bien logra conseguir tu rimo adecuado, y así lograrás en el tiempo indicado lo que deseas.

7 Enfócate en el resultado y no en el proceso

Esto es posiblemente uno de los factores por el cual muchas personas dejan a un lado sus esfuerzos y terminan siendo amigos de la postergación.  

Ya que si te enfocas en todos los pasos que debes dar y en la gran cantidad de tiempo que tienes que invertirle a algo, es muy probable que te den ganas de renunciar antes de hacer empezado.  

Con esto no digo que te engañes pintándote otra cosa. No. Sino que es mejor visualizar el resultado y dejar el recorrido solo en el momento cuando tengas que planear todo lo que necesites hacer para lograr tus objetivos.

Ya después de eso, solo recréate en la escena del resultado, la cual es la imagen que te brindará poder y una energía incomparable.  

8 Conclusión y agradecimientos

Crear una disciplina para el éxito no es tan fácil como se ve. Pero eso me imagino que ya te habrá quedado muy claro a lo largo de este artículo.

Probablemente mientras tú estés esforzándote, veas a tus amigos salir de paseo a la playa, o comiendo una comida deliciosa, o incluso saliendo a bares durante toda la noche. Y tú, enfrascado recordante las ventajas del ser disciplinado.

Mejorar mi disciplina y constancia

Y eso está muy bien. Ya que recuerda que cuando logras ser constante y disciplinado en algo como los japoneses, los beneficios que obtienes vienen multiplicados.

Que la intención esté en eliminar las tentaciones…

La ley de la siembra dice que lo que coseches luego lo obtendrás doble al momento de recolectarlo. Y así mismo ocurre con la autodisciplina.

Te recomiendo leer este artículo las veces que sean necesarias para internalizar todos los puntos importantes que se han tratado.

Ya hasta aquí me despido y te felicito por permanecer con la idea de encontrar el autodominio para tu propia realización.

Fue un placer compartir una vez con vosotros.  

Paz, Amor, Alegría y Felicidad 🙏

PD: “Sigues estos tips, pero que la alegría y la felicidad sea el objetivo y esté en todo lo que hagas, y la disciplina solo sea un medio… así verás cómo desaparecen la culpa y los miedos”



Presentacion-Nestor-de-Una-Vida-Feliz
0 0 voto
Article Rating
Susríbete
Notificar de
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
¡ESPERA!SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀

¡ESPERA!SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

SOLO TE TOMA 1 MINUTO COMPLETAR ESTOS DATOS

Tus datos estarán protegidos…. ODIO EL SPAM 👀